Características y preparación de el más alto perfil nutricional entre todos los granos, la quinúa

La quinúa (que se pronuncia Qui-nú-a) contiene el más alto perfil nutricional entre todos los granos y es el que se cocina con mayor rapidez. Es un grano que aporta muchísima energía y ha sido cultivado y consumido por aproximadamente 8.000 años en las altas Montañas de los Andes en América del Sur. Los Incas eran capaces de correr largas distancias a gran altura gracias a este poderoso grano.

¿POR QUÉ CONSUMIR QUINÚAS?

  • No contiene gluten; fácil de digerir;
  • Ideal para darnos resistencia;
  • Tiene un contenido proteico igual a la leche;
  • Contiene los ocho aminoácidos necesarios para formar una proteína completa;
  • Fortalece los riñones, el corazón y los pulmones;
  • Alto contenido de vitaminas B, hierro, zinc, potasio, calcio y vitamina E.

USOS Y PREPARACIÓN

Cuando la quinúa es cocinada, el germen que cubre el grano se rompe y forma un espiral crujiente, mientras el grano interior se vuelve suave y traslúcido. Esta textura doble lo hace delicioso, versátil y muy divertido de comer. Para ahorrar tiempo, cocina una gran cantidad de quinúa una vez, y luego puedes comerla como sobras. La quinúa puede ser recalentada con un poco de leche de soja o de nueces para hacer unas gachas para el desayuno; puedes añadirle frutas secas, nueces y canela para una merienda dulce. Agrégale vegetales crudos finamente picados y algo de aderezo para una refrescante ensalada, o añade un poco de tubérculos cocidos para un contorno caliente. Guarda la quinúa cruda seca y cruda en un frasco de vidrio sellado, en un lugar fresco, seco y oscuro hasta por un año. Antes de cocinarla, la quinúa tiene que ser enjuagada para removerle una pequeña capa amarga y tóxica (que contiene de forma natural) llamada saponina. La saponina, cuando es removida de la quinúa, produce en el agua un aspecto jabonoso. La quinúa es enjuagada antes de empacarse y venderse, pero lo mejor es enjuagarla de nuevo en casa antes de usarla. Coloca la quinúa en un colador y enjuágala con abundante agua.

  • QUINÚA BÁSICA

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 2 minutos

TIEMPO DE COCCIÓN: 15-20 minutos

INGREDIENTES

  1. 1 taza de quinúa
  2. 2 tazas de agua
  3. Condimentos para dar sabor

INSTRUCCIONES

  1. Usando un colador fino, enjuaga la quinúa en agua fría hasta que el agua quede cristalina.
  2. Coloca la quinúa y el agua en un recipiente, Tápala y espera que hierva.
  3. Reduce la llama a fuego lento y deja cocinar por 15 minutos o hasta que el agua se absorba por completo.
  4. Retira del fuego y déjala reposar por 5 minutos; remueve con un tenedor.
  5. Sazónala al gusto.

Para un delicioso sabor tostado, asalas en seco durante 5 minutos en una cacerola antes de añadir líquido.

RINDE: 4 porciones

  • DESAYUNO INSTANTÁNEO DE QUINÚA

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 5 minutos

TIEMPO DE COCCIÓN: 25 minutos

INGREDIENTES

  1. 3 tazas de agua
  2. 1 taza de quinúa
  3. 1/4 taza de calabacín picado
  4. 1/4 taza de zanahorias rebanadas
  5. 1/4 taza de uvas pasas
  6. 1/4 taza de almendras
  7. 1/4 taza de semillas de ajonjolí
  8. 1/4 taza de leche de soja o de nueces

INSTRUCCIONES

  1. Usando un colador fino, enjuaga la quinúa con agua fría hasta que el agua quede limpia.
  2. Pon a hervir las 3 tazas de agua
  3. Agrega la quinúa al agua hirviendo
  4. Baja el fuego y deja hervir y cocinar a fuego lento durante 20 minutos.
  5. A mitad de la cocción, agrega los calabacines, las zanahorias, las uvas pasas, las almendras y las semillas de ajonjolí.
  6. Retira del fuego y agrega la leche de soja o de nueces.

RINDE: 4 porciones

  • ENSALADA DE QUINÚA

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 5 minutos

TIEMPO DE COCCIÓN: 15-20 minutos

INGREDIENTES

  1. 1 1/2 tazas de quinúa cocida
  2. 3 tazas de agua
  3. 1/4 taza de jugo de limón
  4. 1/4 taza de aceite de oliva
  5. 1 taza de perejil picado
  6. 1/2 taza de cebollino picado
  7. 1/2 taza de tomate picado en cuadritos
  8. Sal y pimienta al gusto

INSTRUCCIONES

  1. Usando un colador fino, enjuaga la quinúa hasta que el agua quede limpia.
  2. Agrega la quinúa al sartén y cocina a fuego lento; remueve con una cuchara de madera hasta que el agua se haya evaporado y el grano emita un aroma a tostado.
  3. Añade agua y un poco de sal; remueve una vez para despegar cualquier grano que se haya quedado pegado en el fondo de la sartén.
  4. Tápala y déjala hervir. Deja cocinar a fuego lento tapado, por cerca de 10 a 15 minutos, o hasta que el agua se haya absorbido.
  5. Retira del calor y deja reposar por cinco minutos y luego, sepárala con un tenedor. Combina todos los ingredientes en un recipiente y sirve a temperatura ambiente.

RINDE: 6 porciones

© Integrative Nutrition, Inc. | Reimprimir con permiso

Imagen destacada de Denise Johnson en Unsplash

 

 

 

Esmeralda Herrera
Esmeralda Herrera

Health y Business Coach

Curiosa por esencia, emprendedora multi pasiones, apasionada por el desarrollo del potencial humano. Health Coach del Institute for Integrative Nutrition of New York. Con estudios de Executive Coaching en Handel Group, EEUU, terapeuta en Emotional Freedom Thecnique (o tapping) y en Mindfulness.

No han comentado aún

Escribe un comentario

Tu email no será publicado.

0

Tu carrito